Prensa

Me quedé sin niñera…! Y ahora qué hago? – Revista Maru

Me quedé sin niñera…! Y ahora qué hago?
Cuando la persona de confianza que te ayuda con los chicos y la casa te avisa que se va, es todo un tema. Necesitás reemplazarla pronto, pero sin fallar en la elección. Te proponemos soluciones seguras, rápidas y a la medida de tu familia para encontrar a la nueva baby sitter.

Hay muchas situaciones que pueden llevarte a buscar una niñera. Que la tuya haya renunciado es la más urgente, pero no la única. A veces la vida nos cambia :tenemos nuestro primer bebé o se agranda la familia con unsegundo o tercer hermano. Yaunque en estos casos tengamosmás tiempo para programar entrevistas, pedir recomendacionesy poner a prueba a alguien, no esfácil dar con la persona adecuada para cuidar lo más valioso que tenemos. Esa baby sitter a quien vamos a poder delegarle el cuidado de nuestros chicos con absoluta tranquilidad mientras estamos en la oficina o queremos tomarnos un break siendoamas de casa. Si bien la recomendación de boca en boca todavía se usa,en los tiempos quese viven, rodeados de peligros y alertas, los padres se inclinan por agencias o consultoras especializadas. “Hoy no hay muchas abuelas disponibles para cuidar alos nietos, o porque son jóvenes y trabajan o porque desean destinar su libertad a cursos, viajes y auna vida social activa. Pero claro, con todas las diferencias queuno pudiera tener con la abuela, a los chicos se los dejábamos conlos ojos cerrados. Para los padres resulta fundamental hallar personal calificado que tenga buenos recursos emocionales, vocación y experiencia previa. De esaforma se aseguran que sus hijos van a ser tratados con cariño y con límites firmes pero impuestos desde la delicadeza y el criterio bajado por los padres”, dicen Claudia Griffa y María Moyal, psicoanalistas y directoras de la consultora Cuidame Mucho.

Requisitos modernos
La señora que plancha y limpiaen casa que luego termina cuidando también a nuestros hijos a medida que nacen, es una tendencia en baja, salvo si la preparamos especialmente. Muchos papás profesionales prefieren dividir el horario de 7 u 8 horas en elque se ausentan de su casa en dos turnos: la señora que viene 4 horas para limpiar y dejar algo cocinado,y la niñera que la releva a latarde cuando los chicos salen dela escuela. En estos casos buscanbaby sitters especializadas y hasta bilingües: “Es que hay un nuevo modelo de padres que manejamucha información sobre la importancia del juego y la estimulación en los primeros años de vida y buscan personal calificado paratratar con sus hijos. Además, cuando los padres tienen compromisos laborales fuera del hogar, no pueden arriesgarse a enviar a sus chiquitos a los jardinesmaternales,donde suelen enfermarse frecuentemente con el perjuicio que implica para la salud de los nenes y para la organización familiar, porque terminan pasando más tiempo enfermosque en la guardería. En junio, julio y agosto es cuando hay mayor demanda de baby sitters,porquelos chicos faltan al jardín”, detalla la Lic. Marisa Russomando, directora de La Cigüeña, consultora en maternidad y en la búsqueda de baby sitters.

Te ayudo a buscar
Si podés permitirte un gasto extra por única vez, es bueno que concertes una entrevista con una consultora y que sus especialistas hagan la selección de las personas (de entre 20 y 55 años de edad) indicadas para tus hijos, de acuerdo a las necesidades, al presupuesto y al perfil de tu familia. Con un equipo de expertos que van desde psicólogos y terapistas ocupacionales hasta docentes y psicopedagogos, estas orientadoras tienen el ojo entrenado y la capacitación como para enviar te a dos personas preseleccionadas para que vos puedas quedarte con tu preferida. Las consultoras dan un período de prueba que vade los 45 a 60 días y se responsabilizan por el personal que seleccionaron. Las empleadas que sugieren,cobran en blanco,por unajornada de 8 horas de lunes a viernes,un sueldo que va de los$1600 a los $1800, con aportes de $82 ante la Afip.Claro que estosvalores cambian de acuerdo a lacantidad de chicos que queden asu cargo y a la extensión o reduc-ción del horario de trabajo.“Una jornada más corta,de por ejemplo 4 horas diarias,tiene un costode $800. La hora extra cuesta $20 y a eso hay que sumarle los viáticos”, comentan las especialistas de Cuidame Mucho. El costo decontratar a profesionales que te orienten en la búsqueda y te recomienden a la persona idónea que estás buscando, se paga por única vez y equivale a un sueldo igual alque hayas pautado con tu nuevababy sitter. En algunos casos, elprecio baja al 85% de la remuneración pactada y se puede pagaren cuotas.“También podés contratar acompañantes nocturnas para mamás parturientas o puérperas,niñeras para eventos o salidas de fin de semana, baby sitter de fin de semana, personal express suplente para cubrir a tu niñera oficial cuando está enfermay hasta un staff fijo de docentes para armar jardines rodantes (guarderías que se organizan rotando un día en la casa de cada amigo). En general la baby sitter por hora tiene un costo de $20 yse puede contratar un mínimo de 4 horas.Si hay dos chicos para cuidar, el monto sube a $25.¿Cuál es la especialidad de la elegida? Suele ser una maestra jardinera ya egresada o avanzada en la carrera y puede manejar el idioma que quieras que tu hijo practique. Si tuviste mellizos o trillizos,se buscará una persona conexperiencia en el cuidado de chicos con necesidades simultáneas y edades afines”.

Los miedos frecuentes
Cuando es un bebé quien va aquedar a cargo de la niñera, el temor de los padres aumenta. Por su extrema fragilidad y, sobre todo,por su incapacidad de expresarse,de contar si algo sucede. Saben que los chicos más grandes pueden hablar y, llegado elcaso,serán capaces de mencionar cualquier conflicto,problema o maltrato que recibieranpor parte de la persona que sequeda con ellos. Por eso es importante que cuentes con especialistas que entrevisten, hagan test psicotécnicos y corroboren las referencias (para detectar falsas) de las persona a quien le vas a dar la llave de tu casa y la confianza para velar por tus chicos. Sin embargo, por más referencias y precauciones que se toman, todos los padres y en especial los primerizos tienen sus temores muy claros:
El robo de bebés.
El maltrato psicológico y físico.
El descuido que ocasionan accidentes domésticos 
La sustracción de bienes devalor que pueda haber en la casao el pasar información sobre las costumbres de la familia para facilitar el ingreso de ladrones.

Para reducir el miedo, es importante que tu casa sea un lugar ameno y seguro: con tapas en losenchufes, disyuntor cortacorriente eléctrica, trabas en alacenas, cajones e inodoros, cubiertas en las piscinas y puertas en las escaleras. Luego, una vez elegida la acompañante de tus hijos,es bueno que vos y tu parejase sienten con ella y le den todala información posible sobre la forma en que quieren que se comporte. Decile todo lo que tenga que saber sobre temas de salud de tu hijo, preferencias a lahora de dormir y entretenerse,ubicación del botiquín de la casa, horarios permitidos de televisión y computadora,zonas de peligro en los ambientes y teléfonos de contacto para hacerlescualquier consulta. También podés acordar con tu niñera qué hacer en caso de que ella esté con tos, refrío o conjuntivitis. Hay quienes prefieren que la empleada falte en esos casos.

Niñera y empleada doméstica
No todos tenemos recursos económicos como para contratar auna niñera exclusiva del cuidado de los chicos y otra persona que realice tareas domésticas.“Yo trabajé muchos años en la Cruz Roja Internacional y después fui mamá. En ese momento me dí cuenta de que la persona que está en tu casa tiene que ser de tu confianza y estar preparada,un combo no tan fácil. Puede ser la señora que conoce tu amiga, pero con el plus que puedas darle vos paraquedarte tranquila. Pensando en esto armé un equipo de trabajo compuesto por instructores y capacitadores para dar cursos de perfeccionamiento al personal doméstico. La capacitación sedicta en lenguaje sencillo, duran una jornada, los sábados de 9 a 18 horas, y tienen un costo de $350. Se dictan en nuestra sede de Capital Federal o se pueden organizar en barrios cerrados y SUM de edificios”, explica Paola Chorna, directora de Maid in Argentina. La propuesta tuvo tan buena repercusión que las mamás y papás se sumaron a los cursos en los que se enseñan temas como: entrenamiento paraemergencias y primeros auxilios; juegos de estimulación; técnicas para saber actuar en casos de ermergencia; resucitación para bebés y técnicas de resucitación cardiopulmonar; reducción de riesgo doméstico y de accidentes; seguridad en la manipulación,cocción y almacenamiento de alimentos; cocina de papillas sanas; cocina para freezer y microondas; optimización de los tiempos delimpieza (dictado por la jefa de housekeeping del Hotel Alvear); buenos modales y reglas básicas de ceremonial.

Los beneficios de las niñeras bilingües
En Estados Unidos y Europa esmuy común para una familia tener a una niñera bilingüe para enseñar al chico una segunda lengua. “Crecer bilingüe y manejar ala perfección un segundo idioma, no sólo beneficia a la hora de buscar un empleo,sino que faci-lita el aprender un tercer o cuarto idioma. Enriquece la vida de muchas maneras. Me mudé a Buenos Aires en 2008 (luego de 22 años de trabajar con niñerasen Los Ángeles) y comencé a buscar oportunidades. Aquí existía la necesidad de este tipo de servicio y como sabía que podría beneficiar a muchas familias gracias a mi experiencia,me dio entusiasmo abrir mi propia agencia. El 85% de nuestras niñeras hablainglés,pero hay otros idiomas como el francés, italiano, holandés, alemán y portugués. ¿La mejoredad para empezar? ¡Cuanto más temprano en la vida del niño, mejor! Entre la infancia y los 7 años es el momento óptimo para aprender un segundo idioma. No hay ningún problema cuando en la casa conviven chicos de diferentes edades; la niñera se comunica con todos los menores. Si hay chicos mayores que puedan necesitar una enseñanza individual, entonces se le dedica una hora o más por día. La mejor manera para que aprendan un segundo idioma es mediante el empleo de una niñera que no hable español.¿Los costos? Por ejemplo: una niñera con inglés como lengua materna, que tiene 5 añosde experiencia y ha estudiado Desarrollo Infantil cuesta $30 por hora.Son las más solicitadas porlas familias que quieren que sus hijos crezcan aprendiendo la pronunciación norteamericana o británica. La diferencia de precios varía entre el número de niños,laexperiencia de la niñera y su educación. Pero no sólo nos especializamos en el idioma,como agencia de niñeras sabemos qué tipode cualidades buscan los padresen una baby sitter y el excelente servicio que esperan. Hay algunos requisitos que buscamos cuando contratamos niñeras. Número uno,un amor genuino por los niños. Todas las niñeras deben ser bilingües o tener inglés como lengua materna y contarpor lo menos con un título universitario.Sin embargo aceptamos algunas niñeras si están ac-tualmente asistiendo a la Universidad y con un mínimo de 2 años de experiencia. Cuando ubico a una niñera, creo que hay mucho más que el enviarla a una casa de familia. Hay que tener el conocimiento y la intuición para saber cuál será la mejor opciónpara una familia en particular. Me tomo el tiempo para conocera mis niñeras y aplico este conocimiento al ubicarla con una familia”, relata Lucía Demercurio, directora de World Class Nannies.