Prensa

“Cuidame mucho”, una ayuda para mamá, Entremujeres.com

“Cuidame mucho”, una ayuda para mamá
Elegir a una niñera que se quede en casa con los chicos es un tema que angustia y agobia a muchas mamás. Hay empresas que ayudan a transitar la experiencia con mayor sostén y seguridad. Y, si te interesa el tema, en Comunidad hay un grupo para seguir cambiando opiniones y consejos.

Pocos problemas desvelan tanto a las madres como el tema de la niñera. ¿Quién cuidará a los niños cuando llegue el momento de volver al trabajo? ¿Quién se ocupará de cuidarlos cuando las rutinas laborales y personales nos saquen del hogar algunas horas? El tema, los sabe cualquier mamá, angustia y nos llena de ansiedad. Pero…. ¡Buenas noticias! Hay empresas que se dedican a darnos una mano cuando las papas queman y los chicos necesitan que alguien reemplace a los padres por unas horas.

“Cuidame mucho” es una de ellas. María Moyal y Claudia Griffa la fundaron hace tres años, y su nacimiento tiene mucho que ver con la experiencia de haber vivido en carne propia la inquietud de resolver quién cuida a los hijos cuando no estamos.

La historia
“En el año 1999 nació Pilar, la primer hija de mi socia Claudia Griffa –cuenta María–. Claudia nació en Bariloche y vino a Buenos Aires a los 18 años a estudiar Psicologia. Ya recibida, cuando nació la beba se encontró con el problema de no contar con nadie de su entorno familar para poder asitirla en el cuidado de su hija, por lo cual se rodeó de amigas y familiares que venían del Sur a estudiar a Buenos Aires y se dedicaban al cuidado de niños part time. Así , de a poco, se convirtió dentro de nuestro grupo de amigas en referente de alguien a quien recurrir cuando había un niño para cuidar”, relata.

En el año 2007, nació la hija de María, Lucía, y recurrió a Claudia. “Nosotras ya veníamos trabajando juntas en torno a diferentes temáticas de maternidad y crianza y se nos ocurrió formalizar y darle una mirada empresarial al tema, dedicándonos a armar y pensar en todo lo que implica un proceso de selección, evaluación y capacitación de mujeres para trabajar en cuidado recreativo de niños”.

Su filosofía
Durante el proceso de selección y capacitación de las postulantes, cuenta María, “transmitimos una filosofía de trabajo. Creemos que lo particular de la infancia es el juego. Por eso nuestra propuesta toma lo lúdico como plataforma de base, para luego abrirse a un abanico de posibilidades.
Todas las integrantes de nuestro staff cuentan con herramientas dirigidas hacia lo recreativo. Creemos que para jugar no hacen falta objetos grandiosos ni tecnología último modelo tal como lo propone la época. Alcanza con tomar lo que tenemos en casa y a mano”.

“Por eso nuestras profesionales están preparadas para rastrear los intereses particulares de un niño y abrir al juego desde ahí, entendiendo que el crecimiento es el resultado de la puesta en acto de la exploración, el descubrimiento y la posibilidad de hacer con lo hay”, sigue María.

En Cuídame Mucho consideran que el vínculo con la niñera “es a construir”. En ese marco, se proponen acompañar a las familias en ese tránsito. “Hay una tarea importante de nuestro lado que tiene que ver con lograr que la familia encuentre a una persona que pueda continuar y respetar el estilo de crianza de cada casa. Por eso, el seguimiento que hacemos es fundamental y está arraigado en nuestra filosofía de trabajo”, comentan.

El proceso de selección
Todo arranca con una entrevista inicial con cada familia, una instancia fundamental a la hora de poder entender lo que esa mamá está necesitando en este momento. En función de las coordenadas que se trazan con la familia, abren la búsqueda a su staff.

Quienes pertencen al staff, asegura María, cuentan con formación docente o académica orientada a niños y experiencia previa y referencias comprobables. “Nosotros hacemos un primer filtro y enviamos por mail a los papás un curriculum de quienes se interesan en la propuesta para que luego puedan entrevistarlas personalmente e iniciar un período de prueba con la postulante seleccionada. Ese período de prueba es supervisado por nosotros y si la contratación no funciona , se reinicia el proceso de selección para la familia”.

En Cuídame Mucho cobran un honorario por única vez, por el proceso de búsqueda y selección. El monto es equivalente al primer sueldo pautado para la niñera. Luego, hacen un seguimiento a lo largo de los primeros 60 días de contratación. “La postulante a prueba se reporta con nosotros una vez por semana. Asimismo, viene a una reunión de seguimiento a los 30-40 días de contratación. En función de esa entrevista y los diversos informes de seguimiento y autoevaluación que nos van mandando las chicas, armamos un informe detallando adaptación, rutinas, área psicomotriz y afectiva del niños, y esto es enviado a los papás”.

Lo que nos sucede habitualmente, cuenta María, “es que aunque el plazo de seguimiento formal expire, las chicas nos toman como referente y nos siguen consultando frente a sus inquietudes. También se siguen capacitando con nosotros. Por ejemplo, la Cruz Roja viene a capacitar cada 45 días en Primeros Auxilios y RCP, y vamos generando diferentes espacios de intercambio, como Talleres de juego y estimulación. La idea es permanecer en movimiento y generar nuevas ofertas de capacitación permanentemente”.

En caso de que la contratación o funcione, a lo largo de estos primeros 60 días se reinicia la búsqueda para la familia sin costo.