Prensa

Cómo elegir una niñera, Planeta Mamá

El momento de la elección de una niñera nos confronta cómo mamás con nuestros miedos y fantasías más temidas, sobre todo cuando se trata de un bebé que no tiene posibilidades de expresión a través del habla.

Por eso es importante tener en cuenta diversos aspectos a la hora de la selección de la persona apropiada para el cuidado de tu bebé.

1. Es importante conocer su recorrido laboral previo. No es lo mismo una persona que tiene experiencia con niños o bebés desde el contacto cotidiano de hijos, amigos o familiares a quien eligió previamente tareas laborales relativas a niños.

2. También es importante ponderar sus datos personales: cómo está compuesta su familia de origen y sus vínculos más cercanos (relaciones de pareja, amigos, etc.). La vigencia a lo largo del tiempo de estos vínculos nos da la pauta de algunos rasgos en relación a su estabilidad emocional.

3. Charlar con ella acerca de cómo imaginaría un día en contacto con tu hijo: a qué jugaría, cómo lo estimularía. Esto nos da la pauta de sus recursos lúdicos e intelectuales.

4. Si existe la posibilidad de que la incorporación de la niñera sea gradual, esto resulta ideal tanto para el bebé como para los papás, teniendo en cuenta que se trata de la incorporación de alguien desconocido al núcleo familiar.

5. Tener en cuenta que sea una persona que pueda continuar con tu estilo, para no generar una discordancia en la modalidad de crianza.

Sobre todo, tener presente la primera impresión y recordar que elegir a una persona y que ella empiece a conocerte a vos y a tu hijo es sólo el puntapié inicial de una relación que se inicia como laboral, pero que implica mucho más que eso.

Ver nota